MiamiDiario
rss de Miami Diario Miami Diario en Facebook Miami Diario en Twitter Miami Diario en Linkedin Miami Diario en Instagram
Miami, Domingo 25 de febrero de 2018 | actualizado a las 08:14 horas
disminuir tipografia
agrandar tipografia

Del buque fantasma a la plafatorma Aban Pearl: más corruptelas que Saab quiere tapar

por Maibort Petit el 12/02/2018 a las 04:59 horas

El fiscal designado por la ANC, Tarek William Saab, al emitir su pronunciamiento y decisiones en torno a la contratación del llamado "buque fantasma" de PDVSA, pasa por alto el contrato previo de la plataforma semi sumergible que estuvo plagado de irregularidades y que ahora se encuentra bajo investigación federal en los Estados Unidos. Los responsables de la primera contratación y algunos de los que participaron en la segunda no han sido tocados por la justicia 'selectiva' del Ministerio Público venezolano.

La contratación de arrendamiento del buque fantasma Petrosaudí Saturn?también denominado barco taladro Songa Saturn? a la empresa PetroSaudi Oil Services (Venezuela) Ltd. por parte de PDVSA Servicios, S.A. del 21 de agosto de 2010, es un hecho derivado del accidente que sufriera la plataforma Aban Pearl el 13 de abril de 2010 cuando esta se hundió en las costas del oriental estado Sucre. 

Se trataba de una gabarra propiedad de la empresa Aban Offshore Co., de la India, la cual había sido alquilada a Petróleos de Venezuela en 2008 por un período de cinco años para la exploración y explotación de gas natural, como parte del proyecto Mariscal Sucre. Una operación que se transó con la intermediación de la PetroMarine Energy Services LTD., compañía registrada en Singapur en agosto de 2008, poco antes de firmarse el contrato.

Lea también: Venezuela: Así es la selectiva lucha anticorrupción de Tarek William Saab

Este hecho es silenciado por la fiscalía general a cargo de Tarek William Saab, quien no ha hecho referencia al contrato inicial que -inclusive- fue presentado con evidencias por diputados de la Asamblea Nacional que pidieron para el momento al Ministerio Público presidido por Luisa Ortega Díaz, averiguar las irregularidades de la contratación de la cuales acusaban directamente al presidente de PDVSA, Rafael Ramírez Carreño, al presidente de la filial, PDVSA Servicios S.A, Luis Figueroa y a la representante que firmó el contrato por la empresa Petro Marine Energy Services LTD, Krishna Nittala.

La empresa con sede en Singapur y que actúo como intermediaria del contrato de arrendamiento de la plataforma Aban Pearl, Petro Marine Energy Services LTD era propiedad de la empresa Inversiones Marítimas ISAPECO S.A, una firma en Panamá a nombre de Enoc Martínez e Hidalgo Socorro. Los propietarios de la corporación panameña también aparecen como dueños de una empresa en Maracaibo, estaco Zulia, llamada ASTIVENCA.

Lea también: Los negocios secretos de Tarek William Saab, por Casto Ocando y Maibort Petit

En las acusaciones del fiscal Saab no se hace tampoco mención al hecho de que PDVSA no ha recibido compensación por el hundimiento de la plataforma. Para la fecha, el reclamo ascendía a 130 millones de dólares más los compensaciones exigidas por la Federación de Trabajadores del Petróleo, del Gas, sus similares y Derivados de Venezuela, ente que en un informe determinó, además del deterioro en la unidad, fallas en las labores de rescate del personal.

Existen investigaciones federales sobre los contratistas de la plataforma Aban Pearl. De hecho las fiscalías de Houston y Nueva York siguen las pistas de los dueños de las empresas, y de los funcionarios de PDVSA que participaron en la contratación. 

Algunos de ellos aparecen vinculados al empresario detenido en Estados Unidos, acusados por hechos de corrupción y sobornos a PDVSA, Roberto Rincón.

Datos de algunos funcionarios intocables por la justicia de Venezuela

Un reporte en nuestro poder señala que el Aban Pearl era una plataforma semi sumergible diseñada para operar en las aguas profundas del mar del norte y no en el Caribe. 

La negociación se da por gestiones de quien fuera director de PDVSA para esa fecha, Ricardo Coronado junto al entonces vicepresidente de exploración y producción, Luis Vierma y amparadas por el presidente de la petrolera venezolana, Rafael Ramírez Carreño.Dice el informe que los directivos mencionados realizaron las gestiones pertinentes para que se firmara el contrato. 

Lea también: Constructora Conkor continúa contratando con PDVSA pese a denuncias

A pesar que en los documentos legales no aparece reseñado que Enoc Martínez, (dueño de  Inversiones Marítimas ISAPECO S.A) participó en el proceso final de contratación, según testimonios, "Martínez fue la persona que alquiló un jet Falcón (BLACK) para trasladar a los directivos firmantes desde Caracas a Maturín y su respectivo retorno a la capital venezolana el día que se firmó el polémico contrato". 

En el reporte se presentan algunas evidencias que señalan que Martínez formaba parte de la intermediación con su firma de Panamá y Pdvsa. 

En el contrato original de Aban Pearl aparecen -tal como se denunció ante el Ministerio Público para ese momento- las firmas de la representante de Petro Marine Energy Services LTD, Krishna Nittala y del presidente saliente de PDVSA Servicios, Jesús Figueroa.

En la documentación que acompaña al reporte se explica que una vez que Jesús Figueroa firma el mencionado contrato, el funcionario fue destituido de la presidencia de PDVSA Servicios y designado como director de la filial. 

Para aquellos días, Luis Vierma, Ricardo Coronado y Eulogio Del Pino eran directivos de PDVSA casa matriz que opera desde el edificio de la petrolera en La Campiña. Por debajo de esa directiva se encontraban las juntas de cada filial, incluyendo PDVSA Servicios.

Lea también: Venezuela: Hay pérdidas de más de $750 millones en PDVSA occidente

En el reporte se muestran los cambios relativos a la directiva de la petrolera venezolana de la época y en años posteriores. A saber, Eulogio Del Pino (preso actualmente en Caracas) reemplazó a Luis Vierma, quien a su vez fue relevado en su cargo por Ricardo Coronado quien venía de ser director de Producción de PDVSA Occidente.

Ricardo Coronado ingresó a la Junta Directiva en 2008, junto a Bernard Mommer y se ocupó del sector Exploración y Producción. Con ese grupo de directivos también se encontraba Luis Pulido ( vinculado al escándalo PDVAL) y Faddi Kaboul, y George Kaboul, ( también relacionados con el caso PDVAL BARIVEN). En su posición, Coronado era responsable por las actividades que incluyen las tareas de perforación.

La contratación del Aban Pearl, también extiende su responsabilidad a toda la junta directiva y a la consultoría legal de PDVSA de ese entonces, de los cuales muchos funcionarios permanecen en el olvido de las supuestas investigaciones que adelanta el actual fiscal y que se presentan como una "guerra contra la corrupción más grande del planeta".

En el informe al que referimos aparecen reseñados otros funcionarios, entre los cuales se destaca el consultor jurídico Armando Giraud y Alexis Chacón representantes para ese entonces de PDVSA Servicios S.A quienes ordenaron la modificación de la cláusula de pago del contrato de arrendamiento de Aban Pearl  por órdenes de Ricardo Coronado y José Luis Parada. Parada acababa de ser designado en el cargo de presidente de PDVSA Servicios en sustitución de Jesús Figueroa.

Se menciona que Chacón modificó el contrato mediante un addendum un mes después que fue firmado a petición de Parada y Coronado y con el visto bueno de Rafael Ramírez y los directos involucrados en la negociación. 

En el reporte también aparece que la situación económica de Chacón cambió a raíz de la modificación de las cláusulas, e inclusive reseña que cuando se iniciaron las gestiones administrativas para traer la plataforma Aban Pearl al Caribe, en las mismas fechas el mencionado funcionario adquirió una casa en Maturin y una camioneta Nissan del año.

En la documentación existen una serie de testimonios que aseguran que las decisiones del entonces presidente de PDVSA, Rafael Ramírez eran consultadas diariamente con el consultor jurídico, Armando Giraud. En el caso del contrato firmado por PDVSA Servicios, José Luis Parada era el funcionario que mantenía el control de las operaciones.

Parada y Rafael Ramírez mantienen una larga relación de amistad. Ambos se conocieron en Mérida donde estudiaron (ULA) y fue Ramírez quien lo llevó a PDVSA y lo designó en puestos estratégicos, primero "como jefe de Coordinación Operacional para que manejara todo el bombeo de PDVSA, luego Subgerente de Occidente, luego sustituyó a Ricardo Coronado como gerente general de Occidente y así pasó por varios cargos hasta que llegó a director ejecutivo de producción en la casa matriz, La Campiña y pasa a encargarse de toda la producción de la petrolera y a la vez pasó a ser presidente de PDVSA Servicios S.A." agrega el informe.

Así mismo se señala que existe una estrecha relación de Ricardo Coronado Fernández con Rafael Ramírez. Coronado pasó a ser de superintendente en Barinas a director de algo rango en PDVSA. Cuando José Luis Parada fue detenido en febrero de 2015 en el Aeroclub del Aeropuerto Internacional La Chinita en la ciudad de Maracaibo, Coronado huyó a la ciudad de Houston, Texas donde se estableció desde ese entonces.

En el momento de la contratación del Aban Pearl, la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros (FUTPV), a través de uno de sus directivos, a saber, Eudis Girot, denunció que la plataforma presentaba fallas de entrada de agua meses antes del accidente. También, medios de Trinidad y Tobago informaron que la plataforma tuvo problemas de flotación cuando era conducida a Venezuela.

La empresa Aban Offshore Co., dueña de la plataforma semi sumergible, recibió  USD 358.000 diarios por el alquiler de la misma según publicó el portal Petroleum World, publicación que refirió que PDVSA indicó en su Informe Anual para 2008 que el costo del contrato por un período de cinco años alcanzó la cifra de USD 1,315,000,000

Esto datos llevan a deducir que el alquiler diario del Aban Pearl rondaba 730 mil dólares diarios, más del doble de lo cobrado por el propietario de la dicha plataforma.

En un informe técnico se asegura que una investigación por parte de Petróleos de Venezuela (PDVSA) determinará las razones por las cuales se produjo la entrada de agua al sistema de la plataforma de gas costa afuera Aban Pearl, en el estado Sucre, oriente de Venezuela, y que fue lo qué impidió controlar la operación y el equilibrio de la estructura.

PetroMarine Energy: Una mampara

En el reporte citado como fuente principal de esta nota dice que "la empresa PetroMarine Energy fue creada -específicamente- para los fines del mencionado contrato y a efectos de justificar el pago indebido de un sobreprecio, dañando gravemente los intereses del país".

PDVSA suscribió un contrato con una pequeña empresa (PetroMarine Energy Services LTD.) sin suficiente capital y experiencia, cuyos reales y verdaderos accionistas tampoco se conocían y que no era la dueña del equipo a ser arrendado. 

La empresa apareció como intermediaria para para justificar el pago a una compañía que resultaba absolutamente innecesaria, y cuya negociación conllevó un sobreprecio que parecería sobrepasar cantidad de 50 a 500 millones de dólares durante la vigencia del contrato.

"Existen pocas dudas de que los contratistas de Petro Marine Energy tuvieron un tratamiento especial por parte de PDVSA. No hubo licitación de un contrato de gran magnitud y la compañía se registró en Singapore poco antes de obtener la contratación, con esa finalidad específica" dice el reporte.

En una entrega reciente publicada en mi blog, comentamos que la filial de Petróleos de Venezuela., S.A., PDVSA Servicios, S.A, firmó un segundo  contrato de alquiler sin haber recurrido al mecanismo de licitación sino que recurrió a la fórmula de adjudicación directa de la Unidad de Perforación Costa Afuera-Songa Saturn por un monto de USD 1.302.645.907,86 por un periodo de siete años a la empresa PetroSaudiOil Services (Venezuela), Ltd. citada anteriormente. Ver nota AQUÍ

Aquí pueden encontrar los detalles del contrato inicial suscrito entre PDVSA Servicios, S.A., representada para ese entonces por su presidente, Jesús Figueroa y Krishna Nittala de Petromarine Energy Services Ltd., el cual estuvo identificado con el número 4600027060.

Si quiere leer el reportaje completo Pulse Acá

 

También le puede interesar:



Miami, Estados Unidos, Latinoamerica, España
Contacto / Contact
5455 SW 8th St., Suite #240, Miami, FL 33134
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74
Fax: (+1) 305.356.12.97
Email: contacto@miamidiario.com, contact@miamidiario.com
Publicidad / Advertising
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74 Ext. 702
Email: ventas@miamidiario.com, sales@miamidiario.com, ads@miamidiario.com
MiamiDiario.com:
Creative Commons License
MiamiDiario.com by Seven Oceans International, LLC is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.universocanario.com/ Registered on Safe Creative ea59ca7b-8fe3-3ea8-9951-3789f8b2b8c5
© Grupo Diariocrítico - Powered by OZONGO.com