MiamiDiario
rss de Miami Diario Miami Diario en Facebook Miami Diario en Twitter Miami Diario en Linkedin Miami Diario en Instagram
Miami, Sábado 29 de abril de 2017 | actualizado a las 05:23 horas
disminuir tipografia
agrandar tipografia

María Useli: "Apresúrense...ha resucitado de la muerte"

por María Useli el 19/04/2017 a las 08:54 horas
Jesús ya lo había anunciado:" Al tercer día resucitaré" Pero ¿Quién podía creer semejante cuento?
Jesús ya lo había anunciado: "Al tercer día resucitaré". Pero ¿quién podía creer semejante cuento? ¡Su Madre, sin duda! No así sus discípulos que frente al oprobioso acontecimiento de su crucifixión lo abandonaron, salvo Juan que estuvo al pie de la cruz, y se habían encerrado en sus casas atemorizados y frustrados.
 
¡Todo estaba perdido! Con la muerte de Jesús sus sueños de ver restaurada la suerte de Israel se habían esfumado e incluso ahora ellos también estaban en peligro y lo mejor era resguardarse. Pero de pronto el panorama cambia. Las mujeres del entorno de Jesús, muy temprano en la mañana del domingo, van al sepulcro para embalsamar su cadáver y lo que encuentran es el sepulcro vacío, aunque no del todo porque allí estaba un Ángel sentado sobre la piedra donde habían depositado el cuerpo martirizado de Jesús y dice a las mujeres: "Apresúrense, vayan y anuncien a sus discípulos que Él ha resucitado de la muerte".

Ese anuncio glorioso y jubiloso es el que la Iglesia, después de dos mil años, sigue proclamando alrededor del mundo: "Jesús, nuestro Señor, ha resucitado. El sepulcro no pudo contener al creador de la Vida, Él está Vivo entre nosotros y nos acompaña en nuestro caminar cotidiano. Pero, lo peculiar es que los Apóstoles, cuando Jesús se les apareció, a primera vista no pudieron reconocerlo. María Magdalena creyó que era el jardinero, Los discípulos de Emaús, caminaron con El once kilómetros pero sólo lo reconocieron al partir el pan. Tomás, más pragmático, dijo que para reconocerlo tenía que tocar sus heridas, y las tocó y entonces creyó.

Jesús está vivo, hemos dicho y lo afirmamos categóricamente pero no podemos reconocerlo con los ojos de la carne sino con los ojos de la fe. Es un salto cualitativo que se requiere para ver su rostro y su figura en seres de distinta apariencia. Puede ser el jardinero como para la Magdalena o un forastero cualquiera como para los discípulos de Emaús.

Para encontrar a Jesús en nuestro camino, hay que recordar ese vigesimoquinto capítulo de S Mateo donde Jesús se "esconde", se camufla, podríamos decir, en el hambriento, en el que está preso, en el que anda desnudo, en el emigrante, en el enfermo, en cualquiera que necesite de un buen samaritano que le ayude a salir de una angustia o una situación de emergencia. En todos esos casos es el mismo Jesús quien pide ayuda y se nos hace el encontradizo.

El Papa Francisco ha hecho de la Misericordia el estandarte de su pontificado. Dios es Misericordia, ese es el atributo determinante de nuestro Dios. Y la Misericordia va más allá de la justicia porque es fruto de un amor loco, entrañable. Un amor de madre cuyas vísceras se retuercen de conmoción cuando un hijo sufre por cualquier causa.

Jesús en sus apariciones a la hermana Faustina se ha presentado como la fuente viva de la Misericordia. En estos tiempos de tanta inseguridad, de tanta incertidumbre sobre nuestro futuro, de tanta confusión sobre las verdades en las cuales debemos apoyarnos para no caer en el pernicioso relativismo moral que dice bien al mal y mal al bien, Jesús nos ofrece su corazón traspasado y herido por el amor omnímodo que nos ha tenido al morir en la cruz, pero, venciendo a la muerte en su proprio predio, nos ofreció una vida nueva. La vida eterna del amor infinito de Dios que comienza en el aquí y ahora.

En un mundo que ha perdido el rumbo, Cristo Jesús, rostro tangible de la Misericordia del Padre, nos indica el camino recto. Tonto, e insensato seria de nuestra parte, ignorarlo.

Todos somos pecadores y necesitados de la Misericordia de Dios. Pero, al sabernos objeto de su misericordia, debe nacer en nosotros el deseo ardiente de regalar misericordia a nuestros semejantes. ¡Qué diferente sería el mundo si solo entendiéramos esto!

Que Jesús resucitado nos ayude a fortalecer nuestra fe y, como cristianos herederos de los Apóstoles, vayamos por el mundo con alegría y esperanza, anunciando la Buena Noticia del Evangelio que es la noticia de la Vida que ha vencido la muerte en todas sus expresiones. ¡Que así sea!

Miami, Estados Unidos, Latinoamerica, España
Contacto / Contact
5455 SW 8th St., Suite #240, Miami, FL 33134
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74
Fax: (+1) 305.356.12.97
Email: contacto@miamidiario.com, contact@miamidiario.com
Publicidad / Advertising
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74 Ext. 702
Email: ventas@miamidiario.com, sales@miamidiario.com, ads@miamidiario.com
MiamiDiario.com:
Creative Commons License
MiamiDiario.com by Seven Oceans International, LLC is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.universocanario.com/ Registered on Safe Creative ea59ca7b-8fe3-3ea8-9951-3789f8b2b8c5
© Grupo Diariocrítico - Powered by OZONGO.com