MiamiDiario
rss de Miami Diario Miami Diario en Facebook Miami Diario en Twitter Miami Diario en Linkedin Miami Diario en Instagram
Miami, Jueves 19 de octubre de 2017 | actualizado a las 21:25 horas
disminuir tipografia
agrandar tipografia

Beatriz de Majo: Comentarios de pasillo

por Beatriz de Majo el 12/08/2017 a las 11:56 horas

Esta semana tuvo lugar en Cartagena un transcendente foro en el que una docena de pre-candidatos presidenciales, que representan al universo de los partidos políticos del establecimiento colombiano de hoy, presentaron, ante las fuerzas productivas privadas del país, su visión sobre su futuro económico en el caso que uno de ellos consiga alzarse con la magistratura máxima en las elecciones generales de 2018.

Frente a un panorama en el que más de una cuarta parte de la población del país vive por debajo de la línea de la pobreza al interior de una economía exhausta y con las empresas asfixiadas por una tributación confiscatoria, las propuestas económicas de cada uno de los líderes políticos, teñidas por los colores propios de los dogmas de cada una de sus organizaciones, se diferenciaron en los detalles de su ejecución, pero coincidieron en que la inclusión social, el crecimiento económico y la creación de puestos de trabajo deberían ser el eje de la próxima administración. Hasta allí.

Lo que fue muy revelador fue la manera en que los políticos en fila para la contienda electoral abordaron, en este foro, el asunto de la crisis venezolana, el segundo tema en importancia de acuerdo a sus organizadores. En términos generales se abordó, frente a la audiencia, la miríada de dificultades económicas y sociales que a Colombia le está tocando asumir actualmente ante el descalabro vecino, sus desórdenes cambiarios, monetarios, de abastecimiento y humanitarios, lo que, según alguno de ellos, alcanza a más de 5,5 millones de sus compatriotas. Lo que estas figuras políticas encontraron  inquietante, más que nada, es que la inestabilidad venezolana tiene aristas económicas ante las cuales Colombia debe asumir una posición y debe actuar en consecuencia, particularmente en las zonas fronterizas.  

Sin embargo, la ruptura del orden institucional en Venezuela fue mirada de soslayo, salvo por muy contadas excepciones. El reciente establecimiento de una írrita Asamblea Constituyente, la que de aquí en adelante se convertirá en la contraparte del gobierno colombiano actual- y del próximo- no fue discutido en público. Apenas fue en los pasillos y durante el café, cuando los precandidatos se comunicaron alertas mutuas en este terreno del secuestro de la democracia y de la necesidad de que Colombia evite o tempere las nefastas consecuencias que ello tendrá para la relación futura. Paradójicamente tampoco se mencionó en público el papel venezolano en la continuidad del proceso de paz de Colombia, ahora que las FARC cuentan con un refugio seguro en territorio venezolano.

La conclusión es que no está madura aun la situación, dentro del ambiente electoral colombiano, para que los aspirantes a Presidente asuman posiciones públicas contundentes en materias distintas a las puramente económicas debido al costo político que ello puede envolver para cada uno.  "Que sea Santos, durante su presidencia, quien pague los platos rotos con Venezuela", parece haber sido la consigna general que se escuchó en voz baja.

Sin embargo, la circunstancia de que el tema se encuentre dentro de la agenda, y que sus detalles, pormenores y consecuencias se traten solapadamente por fuera de las reuniones formales,  es indicativa de la gravitación que Venezuela y su circunstancia tienen y tendrán en la dinámica colombiana de los meses a venir y, particularmente, en el proceso político definitorio que está a vuelta de la esquina.

La reunión de Cartagena nos dejó como corolario, que más allá del descalabro económico creciente de Venezuela, en Colombia importarán crecientemente los vientos políticos que soplen de este lado, el aislamiento mundial venezolano, las alianzas que fragüe el gobierno revolucionario para atornillarse en el poder, la narcotización y corrupción crecientes del país, su actuación abierta y solapada en torno a los actores de la paz colombiana y muchos otros temas más. 


Miami, Estados Unidos, Latinoamerica, España
Contacto / Contact
5455 SW 8th St., Suite #240, Miami, FL 33134
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74
Fax: (+1) 305.356.12.97
Email: contacto@miamidiario.com, contact@miamidiario.com
Publicidad / Advertising
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74 Ext. 702
Email: ventas@miamidiario.com, sales@miamidiario.com, ads@miamidiario.com
MiamiDiario.com:
Creative Commons License
MiamiDiario.com by Seven Oceans International, LLC is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.universocanario.com/ Registered on Safe Creative ea59ca7b-8fe3-3ea8-9951-3789f8b2b8c5
© Grupo Diariocrítico - Powered by OZONGO.com