MiamiDiario
rss de Miami Diario Miami Diario en Facebook Miami Diario en Twitter Miami Diario en Linkedin Miami Diario en Instagram
Miami, Martes 24 de octubre de 2017 | actualizado a las 05:22 horas
disminuir tipografia
agrandar tipografia

Crónica de un venezolano que 'despertó' en Corea del Norte

por Maibort Petit el 11/10/2017 a las 06:36 horas

Formado en las filas del partido comunista, este físico venezolano conoció el comunismo por dentro en Corea del Norte, en Cuba y en la mismísima Unión Soviética. Logró salir de los tentáculos de la ideología roja cuando empezó a reflexionar sobre el efecto que ejerce un sistema de esta naturaleza en la sociedad, en el hombre. Una historia fascinante contada por un personaje perspicaz que a continuación comparto con ustedes.

Impresionado y curioso, Jesús me dijo que su amigo le había narrado sus experiencias en Corea del Norte. "La gente no demuestra las emociones para evitar ser castigada. ¿Será que nosotros los venezolanos podemos llegar a ese estado de letargo?", se preguntó horrorizado. Conversando sobre el tema, le pedí que quería conocer al enigmático venezolano que había despertado su consciencia crítica durante su visita a la capital norcoreana y que hoy en día era uno de los pocos que ven en Venezuela un futuro optimista y lleno de cambios. Jesús me arregló una conversación -vía Skype- con Heli Arrieta, un físico que habla como politólogo, y quien aprendió a deshilachar la esencia del comunismo hasta presentarlo ante los conversos como la base de una sociedad no deseada.

Lee más: Régimen de Kim Jong-un habría robado planes militares de Corea del Sur y EEUU

Arrieta tiene 57 años. Su discurso es elocuente. Con hablar pausado, vocabulario rico y reflexiones que denotan experiencia y conocimiento, nos explicó cómo es posible deshacerse de la manipulación y el control de la ideología roja. Vive en Maracaibo y dice que forma parte del grupo que decidió quedarse en el país. "Soy un enamorado de estas tierras y de su gente y me niego a formar parte de la diáspora", me aclaró una vez que nos conectamos. Empezamos conversando sobre sus años de militancia en el partido comunista de Venezuela y sus andanzas por los países que han sido el icono del modelo socialista fracasado, como la extinta Unión Soviética, Cuba y Corea del Norte.

Un estado omnipresente

La arquitectura de Corea del Norte es imponente. Hace que el ser humano se convierta en solo un agregado. La gente es una semejanza a la idea que el líder supremo Kim Jong Un tiene sobre sus súbditos. Arrieta fue miembro de la juventud comunista. En esos años de militancia se fueron forjando relaciones y compromisos que lo llevaron a participar en uno de los festivales realizados en Pyongyang.

"Sí, obviamente como joven me sentía emocionado cuando formé parte de una delegación que salió de Caracas a Pyongyang. La razón de esas actividades era incrementar nuestra experiencia y conocimientos sobre el comunismo. Participan en esos encuentros gente vinculada la izquierda de varios países del mundo", recuerda con cierto desdén.

Arrieta explica que durante los festivales, los jóvenes asistentes realizaban actividades culturales, deportivas, recreativas y discusiones enmarcadas dentro de la ideología comunista. Eran muchos los venezolanos que se animaban a participar en esas citas internacionales. De hecho, para el XIII festival de la juventud comunista mundial la delegación de Venezuela estaba conformada por unas 50 personas, acota.

Lavado de cerebro

Todas esas actividades eran promotoras, difusoras, de un discurso ideológico. Por aquellos años, Arrieta estudiaba ciencias físicas en la Universidad del Zulia. Aquel encuentro -al que asistieron personas de todas partes del mundo- fue muy interesante desde el punto de vista humano, aseguró.

Era una oportunidad para interrelacionarse con diferentes culturas, "y desde el punto de vista personal fue enriquecedor y me dejó una gran cantidad de reflexiones, sobre todo en ese país con las características que mucha gente conoce y con otras que el mundo desconoce hasta hoy".

- El hecho de caminar por las calles de Corea del Norte, ver y  apreciar con tus propios ojos lo que mucha gente dice que es -definitivamente- me permitió conectarme con mi yo analítico. Pude reflexionar y entender perfectamente los resultados que produce el sistema.

Lee más: Trump evalúa opciones de respuesta ante cualquier agresión de Corea del Norte

En la sociedad norcoreana -afirma- nada se hace fuera de la ideología, es un mundo estático, inamovible y la crueldad del sistema se ve en los ojos de la muchedumbre temerosa y celosa hasta de su propia sombra.

La arquitectura de la capital de Corea del Norte es impresionante. Pyongyang muestra a su paso un diseño único con una atmósfera que suele ser difícil de calificar en las primeras impresiones. En el paisaje pareciera que se escapan sonidos típicos de la ciudad, los pequeños detalles y, en especial, la población que es extremadamente diferente, con características propias que no las consigues en otros lugares.

Narra que cuando se camina por las calles de la capital norcoreana se escucha una especie de música mística, triste que causa pesadumbre. "No importa en qué rincón te encuentres, el sonido misterioso te sigue y pareciera que te sumerge en otra dimensión que no es fácil explicar con palabras".

Puede seguir leyendo la crónica aquí


Miami, Estados Unidos, Latinoamerica, España
Contacto / Contact
5455 SW 8th St., Suite #240, Miami, FL 33134
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74
Fax: (+1) 305.356.12.97
Email: contacto@miamidiario.com, contact@miamidiario.com
Publicidad / Advertising
Teléfono/Telephone: (+1) 305.499.94.74 Ext. 702
Email: ventas@miamidiario.com, sales@miamidiario.com, ads@miamidiario.com
MiamiDiario.com:
Creative Commons License
MiamiDiario.com by Seven Oceans International, LLC is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivs 3.0 Unported License.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://www.universocanario.com/ Registered on Safe Creative ea59ca7b-8fe3-3ea8-9951-3789f8b2b8c5
© Grupo Diariocrítico - Powered by OZONGO.com